Tour Herculano
Érase una vez en la ciudad de Resina el agricultor Enzechetta, y el príncipe Emmanuel d'Elbeuf que, excavando un pozo, encontraron un tesoro enterrado hace 1630 años por la erupción del Vesubio. Un descubrimiento casual que abrió una ventana al pasado, un hallazgo que dio inicio a las excavaciones y vida a la arqueología. Lo que puede parecer como el principio de un cuento fantástico es la pura realidad: desde entonces tuvimos la posibilidad de indagar e interpretar los hallazgos y descubrir detalles increíbles. El tour de Herculano te permitirá de conocer la vida de la antigua ciudad, tranquila, refinada y caracterizada por residencias elegantes con una vista impresionante de todo el Golfo de Nápoles. A pesar de la erupción, se han conservado muchos materiales: alimentos, cuerdas, papiros, objetos de madera carbonizados como barcos, puertas, camas y escaleras, techos y pisos superiores de edificios. Con la visita guiada a las ruinas de Herculano, es posible reconstruir los últimos momentos de una ciudad donde aún se puede respirar el aire de riqueza y la atmósfera de tranquilidad que precedió a la catástrofe.
Detalles
Duración
2 horas
Privado
* 120 €
---
---
*
*Entradas no incluidas en el precio.

    Reserva enviándonos un mensaje
    +39 340 297 9546 (Ilaria)
    +39 327 841 0806 (Valentina).
    O completa el formulario.

    Este formulario recoge su nombre, su correo electronico y su mensaje. Para más información, vea nuestra página web de privacy policy.

    Tours relacionados
    • Asellinas rogant Nes sine Zmyrina..." cartel electoral
    • “Es como si un dios aquí hubiera construido su casa con enormes bloques de piedra". Friedrich Nietzsche
    • ¡Hermanos! ¡Lo que hacemos en la vida, tiene su eco en la eternidad! "De la película Gladiator
    • "la región en la que nacieron todas las antiguas fabulas poéticas sobre el Paraíso y el Infierno" Johann Wolfgang von Goethe
    • "La arqueología es una ciencia que debe ser vivida, debe ser ‘aliñada con humanidad’. Una arqueología muerta no es más que polvo seco que sopla". Sir Mortimer Wheeler